Archivo de la etiqueta: Madrid

El tren: de pasajero, la nostalgia

Viajar era una experiencia muy diferente a sobrevivir a un vuelo de Ryanair.

Antes, el traslado era parte del viaje, disfrutabas del camino antes de llegar a disfrutar del destino al que te dirigías.

Para empezar, antes no habían aviones. ¿Cómo se viajaba entonces? A pie, a caballo, en barco o en tren.

            Source: squidoo.com via Shannon on Pinterest

Antes de existir los trenes, los viajes solían ser muy costosos y duraban muchísimo. Los trenes, especialmente los trasatlánticos, representaron una gran innovación para la industria pero luego perdieron su sentido con la llegada de los aviones.

Source: trains-worldexpresses.com via Cristie on Pinterest

También hay que decirlo, viajar en avión solía ser un placer en sí mismo. Las azafatas de tenían que ser modelos, se les enseñaba a caminar y hablar e incluso a asistencia en caso de que alguna pasajera diera a luz en el avión, diseñadores importantes elaboraban sus uniformes; la comida era muy diferente; el combustible todavía no era un problema. Antes viajar en avión significaba que…

  • Te vestías para la ocasión.
  • Tu familia y amigos iba a despedirte al aeropuerto y podían acompañarte hasta que entrases al avión.
  • Los cubiertos no eran de plástico.
  • Panam tenía un programa (reuniones, libros, clases) para ayudar a los pasajeros que tuvieran miedo a volar.

Source: modernkiddo.com via Astrid on Pinterest

Aquí podréis saber más sobre cómo era volar en Pan-am, descrito por sus propias azafatas

Y os recomiendo este artículo “Come Fly With Me” que trata las aerolíneas vintage y de donde he sacado muchas de las fotos de este post.

Sí, viajar antes era un placer.

Ahora, ahora nos queda la nostalgia. Visitar en museos los recuerdos de aquellas épocas mejores y asegurarnos de capturar en nuestras cámaras ese instante por siempre utilizando, por supuesto, el filtro adecuado de Instagram.

A veces, con un poco de suerte, podemos vivir en ese momento del pasado y degustar un poco de aquella vida que bastante difiere con la que tenemos y tendremos.

Buscando atrapar ese momento, descubrí un sitio con mucho encanto, aquí mismo en Madrid. Les hablo del Restaurante El Vagón de Beni.

Este restaurante es un vagón de tren ambientado en sus mejores épocas, aquellas en las que se contaban historias de asesinatos y nadie podía abandonar el tren hasta encontrar al culpable.

Comimos muy bien, de precios, es para darse un gusto o en una ocasión especial (como fue mi caso). Aquí lo que comimos:

Primer plato

Primer plato

Segundo plato

Segundo plato

El postre

El postre

Tenéis un montón de fotos el sitio en su fan page. Y en su página web podéis consultar el menú y el teléfono para reservar.

La web también se podría decir que te permite viajar en el tiempo, a aquellos días en que las páginas tenían que tener música y Flash eran casi obligatorio.

Revivir la experiencia de viajar en un tren.

De recordar aquella comida, me entran ganas de ir a por todas y montarme en un tren hacia Istanbul. Como soñar todavía es gratis, aprovecho y os dejo algunos artículos con información de planes para viajar en tren. Esto va directo a mi lista de viajes pendientes y espero poder contaros algún día cómo ha sido la experiencia.

 Source: justcallmegrace.tumblr.com via Cristie on Pinterest

Puede ser una experiencia costosa si se quiere hacer como era antes. Pero hay opciones bastante asequibles. Una vez probé dormir en el tren-coche a Galicia y debo decir que ¡fue todo menos romántico!

Sin embargo y sin ir muy lejos, en España hay varias opciones:

Luego si queremos ir un poco más allá, está el romántico sueño de montarnos en el famoso Expreso de Oriente, entre otros. Existen varios trenes que recorren Europa y Canadá, por si os animáis a la aventura.

 Source: travelworld0.blogspot.com via Cristie on Pinterest

Mientras, yo aprovecharé de viajar gracias a la magia del cine, viendo algunas de estas películas ambientadas en trenes. Señores pasajeros, abrochen sus cinturones…

Source: flickriver.com via Astrid on Pinterest

Etiquetado , , , , , ,

Y al tercer día resucitó y se fue de brunch

Conocí el brunch la primera vez que estuve en Nueva York (what a wonderful town!) y me complace mucho que ultimamente sea fácil encontrar buenas opciones en MADrid.

Para mí es la comida de esos días en los que te levantas tarde y no quieres renunciar al rico menú del desayuno, por su simplicidad, y tampoco te apetece cocinar una elaborada comida de almuerzo.

Además, es una excusa perfecta para una reunión de domingo.

Más que un “pijismo”, para mí es una forma muy práctica de comer juntando lo mejor de ambas comidas.

Eso si, no todo es perfecto y cuando algo está demasiado de “moda” puede volverse un asco. Yo por ejemplo estoy de acuerdo en algunas cosas que menciona de forma brillante este blog acerca de las 24 cosas que odia del brunch. Os recomiendo leerlo, sólo por lo divertido ya vale la pena.

¿De dónde viene esto del brunch?

No se sabe exactamente de dónde viene esta costumbre pero la palabra posiblemente se utilizó en 1895, hace 217 años, así que no pensemos que esto es “nuevo invento”.

Una mezcla entre lo sagrado y lo profano, se cree que empezó en los cristianos que se reunían a comer después de ir a misa los domingos y, por qué no, aquellos que habiendo bebido demasiado el sábado por la noche, se levantaban tarde para comer el desayuno clásico.

Típicamente, el brunch americano incluye pancakes (tortitas), si es con frutas mejor, bacon, huevos revueltos con jamón o queso o vegetales o los infaltables huevos Benedictine. Luego se incorporaron los croissants, bollería, patatas, zumos naturales, café o té, avena, cereal, yogurt….

También es común ofrecer bebidas alcohólicas, pensando en ayudar a los hambrientos con sus resacas.

Si queréis saber más os recomiendo leer la Wikipedia, el blog de Divine Caroline (muy completo) y el blog Brunch DC, de donde saqué información para haceros esta breve introducción al brunch.

Mis sitios preferidos

Sarabeth, Nueva York.

Ha sido el mejor brunch que he disfrutado, el primero y en una ciudad que me cautivó, quizás sea por eso 😉

No olvidaré lo que comí:

  • Baby bear – avena caliente con miel y fresas
  • Huevos Benedictine con salmón
  • Zumo natural de naranja
  • Café con leche cremoso

Pueden ver el resto del menú aquí.

Mis recuerdos:

Mi plato de avena Baby Bear

Los huevos Benedictine y de fondo las panquecas con fresas, sirope de maple y nata

Su Twitter: @goddessobakedom, su fan page, su Pinterest (ñumi) y su sitio web.

Motha, Madrid

Es un sitio mágico, uno de mis favoritos en Madrid. Por su rica comida, sana, ecológica, casera y con un menú creativo. Por su ambiente, la música, por su exquisita atención, personalizada, cercana. ¡Me encantan! ya os contaré más sobre ellos porque merecen un post entero. Let’s brunch es su lema los domingos y esta su obra de arte:

brunch Motha 1 brunch Motha 3

brunch Motha 2

brunch Motha 4

Su fan page, su Twitter, su Pinterest y su sitio web.

La Candelita, Madrid.

Este brunch para mí es único porque es de comida venezolana. Incluye un buffet con lo clásico de un desayuno: bollería, quesos, jamón, frutas, yogurt, cereales… a lo que puedes añadir unos buenos cachitos de jamón, unas caraotas negras con queso y arepas y un ‘perico’ (huevos revueltos con trozos de tomate fresco y cebolla). Yo lo recomiendo ciegamente si quieres probar algo diferente y estás con ganas de probar cocina latinoamericana. Está entre los 7 mejores sitios para tomar brunch en Madrid según el ABC. ¡No digo más!

La CandelitaPabellón en La Candelita

Su fan page, su Twitter  y su sitio web.

La Ruta del Brunch

Aparte de mis tres sitios favoritos, he podido probar algunos otros, os dejo mis impresiones:

Café Oliver (Madrid): Buen ambiente y decoración, se llena muy rápido así que recomiendo ir antes de las 13h si no os gusta esperar por comer (yo lo detesto), los huevos Benedictine estaban normales, los panes ricos y las tortitas regular. Su fan page y su sitio web. Otro de los 7 mejores sitios para tomar el brunch en Madrid, según el ABC.

Hotel Ritz (Madrid): tuve la oportunidad de probarlo gracias a unas amigas que son un tesoro, Luz, Miriam y Monique, las chicas del Club de la Taza, así que además de que comí rico, estuve en muy buena compañía. Es muy en su estilo: lujo (no es barato, no), sobriedad, abundancia, presentación muy cuidada y con un personal muy servicial aunque un poco distante.  Más que ir por la comida, recomiendo ir por “la experiencia” para celebrar una ocasión especial.

Brunch RitzBrunch RitzBrunch RitzBrunch RitzBrunch Ritz
Podéis localizar estos sitios y otros más en mi lista de Foursquare: la ruta del Brunch. Si echáis en falta alguno por vuestra ciudad, por favor decídmelo, que opciones nunca sobran y yo siempre estoy dispuesta a probar un rico brunch, en donde sea 🙂

Y una cosa más, el brunch suele tomarse fuera pero también os recomiendo hacerlo en casa. Yo lo he hecho un par de veces y resulta un buen plan para los domingos. Esto, en otro post.

Etiquetado , , , , , , , ,