Archivo de la etiqueta: nueva york

Y al tercer día resucitó y se fue de brunch

Conocí el brunch la primera vez que estuve en Nueva York (what a wonderful town!) y me complace mucho que ultimamente sea fácil encontrar buenas opciones en MADrid.

Para mí es la comida de esos días en los que te levantas tarde y no quieres renunciar al rico menú del desayuno, por su simplicidad, y tampoco te apetece cocinar una elaborada comida de almuerzo.

Además, es una excusa perfecta para una reunión de domingo.

Más que un “pijismo”, para mí es una forma muy práctica de comer juntando lo mejor de ambas comidas.

Eso si, no todo es perfecto y cuando algo está demasiado de “moda” puede volverse un asco. Yo por ejemplo estoy de acuerdo en algunas cosas que menciona de forma brillante este blog acerca de las 24 cosas que odia del brunch. Os recomiendo leerlo, sólo por lo divertido ya vale la pena.

¿De dónde viene esto del brunch?

No se sabe exactamente de dónde viene esta costumbre pero la palabra posiblemente se utilizó en 1895, hace 217 años, así que no pensemos que esto es “nuevo invento”.

Una mezcla entre lo sagrado y lo profano, se cree que empezó en los cristianos que se reunían a comer después de ir a misa los domingos y, por qué no, aquellos que habiendo bebido demasiado el sábado por la noche, se levantaban tarde para comer el desayuno clásico.

Típicamente, el brunch americano incluye pancakes (tortitas), si es con frutas mejor, bacon, huevos revueltos con jamón o queso o vegetales o los infaltables huevos Benedictine. Luego se incorporaron los croissants, bollería, patatas, zumos naturales, café o té, avena, cereal, yogurt….

También es común ofrecer bebidas alcohólicas, pensando en ayudar a los hambrientos con sus resacas.

Si queréis saber más os recomiendo leer la Wikipedia, el blog de Divine Caroline (muy completo) y el blog Brunch DC, de donde saqué información para haceros esta breve introducción al brunch.

Mis sitios preferidos

Sarabeth, Nueva York.

Ha sido el mejor brunch que he disfrutado, el primero y en una ciudad que me cautivó, quizás sea por eso 😉

No olvidaré lo que comí:

  • Baby bear – avena caliente con miel y fresas
  • Huevos Benedictine con salmón
  • Zumo natural de naranja
  • Café con leche cremoso

Pueden ver el resto del menú aquí.

Mis recuerdos:

Mi plato de avena Baby Bear

Los huevos Benedictine y de fondo las panquecas con fresas, sirope de maple y nata

Su Twitter: @goddessobakedom, su fan page, su Pinterest (ñumi) y su sitio web.

Motha, Madrid

Es un sitio mágico, uno de mis favoritos en Madrid. Por su rica comida, sana, ecológica, casera y con un menú creativo. Por su ambiente, la música, por su exquisita atención, personalizada, cercana. ¡Me encantan! ya os contaré más sobre ellos porque merecen un post entero. Let’s brunch es su lema los domingos y esta su obra de arte:

brunch Motha 1 brunch Motha 3

brunch Motha 2

brunch Motha 4

Su fan page, su Twitter, su Pinterest y su sitio web.

La Candelita, Madrid.

Este brunch para mí es único porque es de comida venezolana. Incluye un buffet con lo clásico de un desayuno: bollería, quesos, jamón, frutas, yogurt, cereales… a lo que puedes añadir unos buenos cachitos de jamón, unas caraotas negras con queso y arepas y un ‘perico’ (huevos revueltos con trozos de tomate fresco y cebolla). Yo lo recomiendo ciegamente si quieres probar algo diferente y estás con ganas de probar cocina latinoamericana. Está entre los 7 mejores sitios para tomar brunch en Madrid según el ABC. ¡No digo más!

La CandelitaPabellón en La Candelita

Su fan page, su Twitter  y su sitio web.

La Ruta del Brunch

Aparte de mis tres sitios favoritos, he podido probar algunos otros, os dejo mis impresiones:

Café Oliver (Madrid): Buen ambiente y decoración, se llena muy rápido así que recomiendo ir antes de las 13h si no os gusta esperar por comer (yo lo detesto), los huevos Benedictine estaban normales, los panes ricos y las tortitas regular. Su fan page y su sitio web. Otro de los 7 mejores sitios para tomar el brunch en Madrid, según el ABC.

Hotel Ritz (Madrid): tuve la oportunidad de probarlo gracias a unas amigas que son un tesoro, Luz, Miriam y Monique, las chicas del Club de la Taza, así que además de que comí rico, estuve en muy buena compañía. Es muy en su estilo: lujo (no es barato, no), sobriedad, abundancia, presentación muy cuidada y con un personal muy servicial aunque un poco distante.  Más que ir por la comida, recomiendo ir por “la experiencia” para celebrar una ocasión especial.

Brunch RitzBrunch RitzBrunch RitzBrunch RitzBrunch Ritz
Podéis localizar estos sitios y otros más en mi lista de Foursquare: la ruta del Brunch. Si echáis en falta alguno por vuestra ciudad, por favor decídmelo, que opciones nunca sobran y yo siempre estoy dispuesta a probar un rico brunch, en donde sea 🙂

Y una cosa más, el brunch suele tomarse fuera pero también os recomiendo hacerlo en casa. Yo lo he hecho un par de veces y resulta un buen plan para los domingos. Esto, en otro post.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , ,

Receta de Bagels, desayuno neoyorkino

El bagel es un pan en forma de rosca de origen judío inventado en Polonia. Es el típico desayuno neoyorkino que admite muchas combinaciones de sabores y que puede disfrutarse un sábado por la mañana, un domingo en el brunch o un jueves como cena.

A continuación la receta.

Ingredientes.

125 ml de agua tibia, calentada en microondas.

125 ml de leche a temperatura ambiente.

25 gr de levadura fresca

450 gr de harina de fuerza

2 cdtas de sal

1 cda de azúcar (blanco o moreno)

30 gr de mantequilla derretida

1 huevo

4 litros de agua (aprox)

1 cdta de aceite de girasol o maíz

Para cubrirlos:

Sésamo, amapolas, ajo o cebolla en polvo, ajonjolí, sal gruesa (negra, blanca o de colores)

Preparación.

1. Mezcla el agua tibia y la leche. Disuelve la levadura en 5 cucharadas de esta mezcla. Deja reposar hasta que se formen burbujas y se haya disuelto toda la levadura.

2. En un bol mezcla todos los ingredientes secos y forma en el centro un pequeño agujero.

3. Echa en el centro del bol los ingredientes líquidos. Amasa con las manos o con una cucharada de madera hasta que la masa quede uniforme.

4. Enharina una superficie y amasa sobre ella unos 10 a 15 minutos. La masa se debe estirar y envolver, sucesivamente. La idea es que tome cuerpo y aire.

5. Pon la masa en un bol seco previamente untado con un poco de aceite de girasol o maíz y cúbrelo con un paño mojado en agua fría por alrededor de una hora. Preferiblemente en un sitio seco y tibio, puede ser cerca de la cocina o un radiador a baja temperatura.

6. En una olla grande y sobre todo profunda, pon a hervir los 4 litros de agua junto con la cucharada de azúcar. Mide bien el tiempo para que no se te seque toda el agua. Puede ser faltando unos 30 o 40 minutos para que la masa del paso 5 esté lista.

7. Pasada una hora del paso 5 la masa debió crecer por lo menos el doble. Tómala y estírala en la superficie enharinada para picarla en 9 (aprox) partes redondas. Debes amasar bien cada parte para que queden con una textura lo más uniforme posible. El tamaño es más o menos el de un puño cerrado y si quieres hacer mini bagels sería la mitad.

8. Prepara una bandeja grande untándola con aceite.

9. Toma cada parte de la masa y atraviésala con el pulgar en el medio para ir dándole la forma de rosca. Intenta siempre que la superficie quede lisa.

10. Una vez tenga forma de rosca, pon la masa en la bandeja y déjala reposar 10 minutos tapándola con el mismo paño húmedo de antes.

11. Prepara la bandeja donde los hornearás con papel engrasado y untando en un poco de aceite. Precalienta el horno a 180 ºC.

12. El agua de la olla ya debe estar hirviendo. Toma un bagel y échalo en la olla por apenas 1-2 minutos, dándole la vuelta para que se cocine por ambos lados a mitad de cocción. Sácalo con una espumadera y colócalo en una bandeja con papel engrasado para horno y untado en aceite. Esto debes hacerlo con cada uno de los bagels.

13. Separa la clara y la yema del huevo. Mezcla la yema de huevo con una cucharada de agua natural o tibia y con ayuda de una brocha de cocina unta los bagels.

14. Decora cada bagel a tu gusto con las semillas de amapola, sésamo, etc.

15. Hornea 30 minutos a 220 ºC (aprox). Cuando veas que están dorados y crujientes por fuera, es hora de sacarlos.

¡A comer!

Para comerlos se pican por la mitad y los puedes rellenar como un sandwich o comer cada mitad como una tosta. También puedes meterlos en la tostadora.

Algunas recomendaciones para rellenarlos o cubrirlos:

  • Untar queso crema, picar cebollino muy fino y tostar bacon hasta que quede crujiente y echarlo encima del queso crema.
  • Queso crema con salmón y cebollino o eneldo.
  • Pate de tomate seco con aceitunas negras y queso parmesano rallado o queso mozzarella picado.
  • Pate de aceitunas negras o verdes y cilantro picado finamente.
  • Queso crema mezclado con un toque de curry y lonchas de pavo de pollo.
  • Queso brie y miel.

El testimonio fotográfico de cómo quedaron. Todas las fotos se han tomado con Instagram.

Estas recetas me fueron de mucha utilidad para hacerlos por primera vez. El vídeo lo recomiendo para ver cómo darle la forma con la mano, es más fácil de lo que parece.

Enjoy!

Recetas de bagels, rosquillas de pan.

Etiquetado , , , ,