Archivo de la etiqueta: recetas

11 recetas sanas y bajas en carbohidratos

Comparto y de paso, recapitulo para mi misma, 11 recetas que he preparado siguiendo la filosofía de comer #4hourbody o #4hb, que consiste básicamente en comer muy pocos carbohidratos, enfocarte en proteínas, quitar lácteos y derivados, nada de azúcares (postres, frutas) y tener un fabuloso día “libre” para comer lo que  quieras, mejor conocido como cheat day.
Llevo ya dos años con este estilo de vida, porque no es una dieta, es una forma nueva de comer, más sana, y estoy encantada. No sólo porque haya bajado mis medidas (en mi caso esa era la meta, para luego subir en músculos, que es lo que tengo pendiente); sino también porque me siento mucho mejor: menos migrañas, el cansancio es diferente, tengo más energía, mis digestiones son ligeras… En fin, yo personalmente recomiendo cambiar de estilo de vida y aprender a comer.
La clave muchas veces es sustituir los carbohidratos por una alternativa, habitualmente vegetal o de legumbres, que tenga una consistencia o un sabor similar.
Las recetas a continuación:
 1. Tortitas de bacalao, hechas con harina garbanzo o lentejas trituradas. Aquí un ejemplo.
2. Pure de coliflor con queso batido. El queso puede ser cottage cheese o para un día un poco más “loco”, un toque de queso crema. En esta receta utilizan ajo y queso parmesano, además de crema agria. Particularmente, le quito todo eso y me quedo es con lo básico.
3. Ceviche de gambas. Os dejo una receta. En general, me parece que el ceviche es bastante sano y con poco carbohidrato.
4. Croquetas de champiñones con calabaza y bacon. Básicamente serían unas croquetas con calabaza, no muy cocida para que tenga consistencia, y le añades lo que quieras para combinar sabores. A mi me gusta con bacon y pienso probarlas con champis. ¿Cómo hacer las croquetas? Aquí un ejemplo, pero no utilizo queso ni pan rallado. Para el rebozado, puedes utilizar harina de garbanzo, por ejemplo.
Una variante es hacerla con salmón en vez de bacon.
5. Rollos de atún con lechuga al estilo asiático. ¿Cómo sería? Así, pero sin la salsa agridulce.
6. Chilli con carne. ME ENCANTA
7. Crema de frijoles negros. Una receta muy típica de México, aquí tenéis un ejemplo. En mi caso, quitaría la leche y las guarniciones que no sean vegetales y recomiendo utilizar aceite de oliva en vez de mantequilla.
8. Crema de lentejas. Esta receta como referencia, quitando carbohidratos: patata y el pan. Podéis probar sustituir la nata por queso batido
9. Hummus, que puedes ir variando su sabor añadiéndole en algunos casos cilantro, curry… Aquí varias ideas
10. Falafel, y si lo acompañas con hummus, ya es la leche.
11. Tortitas de coliflor. O su variante, tortitas de calabacín. Una receta con calabacín como referencia, quitándole el queso y cambiando la harina de maíz por la de garbanzo.
Si tenéis más recetas bajas en carbohidratos, por favor, compártelas en los comentarios, me interesa mucho ampliar el menú 🙂
¡A disfrutar!
Etiquetado , , , , , ,

Recetas de verano: ceviche rápido para novatos

Siguiendo con las tradiciones, os dejo una receta muy sencilla de Ceviche para disfrutar en cualquier época, sobre todo en verano.

Soy una novata en esto de la cocina peruana, pero como me encanta, me lancé a hacerlo en casa y no quedó tan mal, oiga!

Compré todo en el Carrefour por ser práctica, por supuesto que siempre os aconsejaré que si es posible, vayáis a un mercado y compréis todo lo más fresco posible, pero mi intención es compartir cómo hacerlo de forma rápida y sencilla. Así que siempre que estéis conscientes de que será menos tradicional y que no se trata de una receta de entendedores en la materia, ¡empecemos!

Mi lista de la compra:

Un bote de ají casero en la sección de comida latina, la marca es El Rey. Es picante, ojo. La foto aquí.
1 Batata, cerca de la zona de patatas las encontrareis, si no, recurrir al fino arte de preguntar.
1 paquete de cilantro fresco,
2 limas,
2 limones,
Pimientos de colores: rojo, verde, amarillo,
1 cebolla roja,
Y el pescado fresco: corvina bien limpia, sin cabeza ni piel y troceada en cubos medianos o pequeños

Ahora a prepararlo:

En un recipiente de cristal pones el pescado

Exprime todos los limones y limas y echa el zumo en el recipiente

Pica muy fino las hojas de cilantro y échalo en el recipiente

Toma un cuarto o menos de cucharadita del ají picante (PICA, OJO) y mézclalo con el zumo

Refrigera y déjalo cocinar una hora aproximadamente, verás que el pescado cambia un poco de color y se pone más blanco por el efecto de los cítricos.

Mientras se cocina el pescado en el zumo de cítricos, pon a cocinar la batata pelada  en una cazuela . Cocina hasta que este suave y retírala del fuego.

Cuando vayas a servir el ceviche, pica la cebolla y los pimientos en trozos muy pequeños y échalos en el recipiente con el pescado, así estarán crujientes. Los pimientos le darán mucho color, aunque también puedes prescindir de ellos. Pica la batata en rodajas.

Sirve el ceviche junto con la batata. Yo lo acompañé también con bastoncitos de yuca frita y una mazorca de maíz.

Ceviche casero

De bebida, te recomiendo un vino blanco o rosado, yo compré en el mismo Carrefour un vino rosado afrutado con sabor a pomelo, se llama Fruits & Wine, servido muy frío está muy rico. El ceviche es mejor prepararlo para comerlo el mismo día o al día siguiente como muy tarde.

Ceviche casero

En vez de limón/lima puedes probarlo con el zumo de la mandarina o naranja (¿con algún tipo de naranja que sea más ácida?).

Si tienes antojo pero no te apetece cocinar o prefieres probar un ceviche hecho por especialistas, te recomiendo ir a Tanta, en Madrid. Certifico que todo está muy rico, de momento no he ido a otro peruano.

Y si sabes algún tip o consejo para hacer un rico ceviche en casa, sobre todo dónde conseguir los ingredientes, o de algún otro sitio donde comer comida peruana de verdad, ¡soy toda oídos!

Enjoy!

Etiquetado , , , , ,

Las recetas del verano: ideas sencillas

Bohemian beach picnic

Foto tomada de InspireBohemia.com

En verano lo que quiero es comer algo sano, rápido y refrescante. También sé apreciar un delicioso plato de lentejas, pero ese es otro tema.

Las ensaladas son la mejor alternativa para esta época: las haces en 10 minutos, con lo que tienes y suele estar todo fresco. Pero, lo cierto es que yo me canso rápido del mismo sabor, no soy muy fan de las lechugas y me da hambre mucho más rápido. Así que  hay que agregar a los requisitos, que el menú tiene que ser variado, con un buen equilibrio de sabores y consistente para que al menos pueda estar una hora sin pensar en un buen trozo de bacon y pan para acompañarlo.

Al pensar en recetas y comida, pienso en Pinterest. Y allí encontré varias opciones que quiero compartir por aquí. Ya he probado varias y estoy encantada.

En mi experiencia de estos últimos veranos, cuando se trata  de ensaladas, sobre todo si no eres asiduo a ellas, la clave es entender qué ingredientes necesitas y tenerlos siempre a la mano, así facilitas el proceso de elaboración y evitas tentaciones con la excusa de “se me acabo la rúcula y no tengo tomate”. Piensa en hacerte los aderezos tú mismo, con un buen aceite de oliva y creatividad. Y no creas que hacer una ensalada toma 1 minuto, no nos engañemos, pero tampoco te va a tomar más de 30 minutos.

A continuación os dejo lo principal de la receta, como si fueran tweets, breves y con una foto provocativa de Pinterest.

Las que no tienen foto son invención mía y de momento no tienen rostro.

Ensalada 1:
Aguacate + cebolla + pollo desmenuzado + cilantro + zumo lima
Ver en Pinterest
Otra receta en Pinterest

Ensalada 2:
Calabaza + queso fresco + tomate seco

Ensalada 3:
Pera + calabacín + parmesano

Ensalada 4:
Bacon + aguacate + queso fresco + pasta + lima
Ver en Pinterest

Ensalada 5:
Tomate + lechuga + aceitunas negras + bacon + pasta + aderezo César (o yogurt griego)
Ver en Pinterest

Ensalada 6: (ya la probé y es deliciosa!)
Papaya pequeña + cangrejo + cilantro + pimiento
Ver Pinterest

Ensalada 7:
Calabaza + cebolla roja + judías verdes + maní + aguacate + queso fresco

Ensalada 8:
Pepino + naranja + rúcula
Ver en Pinterest

Ensalada 9:
Zanahoria + Naranja + manzana
Ver en Pinterest

Ensalada 10:
Judías negras cocinadas + maíz + tomate + pimiento
Ver en Pinterest

Ensalada 11:
Gambas + durazno o melocotón + rúcula + zumo lima + cilantro
Ver en Pinterest

Ensalada 12:
Cangrejo + maíz + tomate cherry + lechuga o repollo

Ensalada 13:
aguacate + cangrejo + cebolla + pimiento + queso para gratinar
Ver en Pinterest

Ensalada 14:
Manzana + repollo picado + bacon
Ver en Pinterest
Muy rica, recomiendo ponerle yogurt griego con mostaza para el aderezo.

Ensalada 15:
Repollo + grosellas + frambuesa

Ensalada 16:
Pera + grosella o granada + queso fresco + bacon + pollo + lechuga

Ensalada 17:
pepino + tomate + albahaca + mozarella + aguacate
Ver en Pinterest

Ensalada 18:
Bacon + nueces + manzana + queso fresco + frambuesas
Ver en Pinterest

Ensalada 19:
Mango + fresa + cebolla + albahaca + zumo limón
Ver en Pinterest

Ensalada 20:
Judías negras + guisantes + soja + cilantro + zumo limón
Ver en Pinterest

Ensalada 21:
Mango al grill + albahaca + mozarella
Ver en Pinterest

Ensalada 22:
Sandía + naranja + queso fresco + cilantro o albahaca
Ver en Pinterest

Y un plato delicioso y sencillo: fritura de calabacín.
Ver en Pinterest

Si estás en Pinterest, este es mi tablero de recetas

Etiquetado , , , , , , , , ,

Receta de Bagels, desayuno neoyorkino

El bagel es un pan en forma de rosca de origen judío inventado en Polonia. Es el típico desayuno neoyorkino que admite muchas combinaciones de sabores y que puede disfrutarse un sábado por la mañana, un domingo en el brunch o un jueves como cena.

A continuación la receta.

Ingredientes.

125 ml de agua tibia, calentada en microondas.

125 ml de leche a temperatura ambiente.

25 gr de levadura fresca

450 gr de harina de fuerza

2 cdtas de sal

1 cda de azúcar (blanco o moreno)

30 gr de mantequilla derretida

1 huevo

4 litros de agua (aprox)

1 cdta de aceite de girasol o maíz

Para cubrirlos:

Sésamo, amapolas, ajo o cebolla en polvo, ajonjolí, sal gruesa (negra, blanca o de colores)

Preparación.

1. Mezcla el agua tibia y la leche. Disuelve la levadura en 5 cucharadas de esta mezcla. Deja reposar hasta que se formen burbujas y se haya disuelto toda la levadura.

2. En un bol mezcla todos los ingredientes secos y forma en el centro un pequeño agujero.

3. Echa en el centro del bol los ingredientes líquidos. Amasa con las manos o con una cucharada de madera hasta que la masa quede uniforme.

4. Enharina una superficie y amasa sobre ella unos 10 a 15 minutos. La masa se debe estirar y envolver, sucesivamente. La idea es que tome cuerpo y aire.

5. Pon la masa en un bol seco previamente untado con un poco de aceite de girasol o maíz y cúbrelo con un paño mojado en agua fría por alrededor de una hora. Preferiblemente en un sitio seco y tibio, puede ser cerca de la cocina o un radiador a baja temperatura.

6. En una olla grande y sobre todo profunda, pon a hervir los 4 litros de agua junto con la cucharada de azúcar. Mide bien el tiempo para que no se te seque toda el agua. Puede ser faltando unos 30 o 40 minutos para que la masa del paso 5 esté lista.

7. Pasada una hora del paso 5 la masa debió crecer por lo menos el doble. Tómala y estírala en la superficie enharinada para picarla en 9 (aprox) partes redondas. Debes amasar bien cada parte para que queden con una textura lo más uniforme posible. El tamaño es más o menos el de un puño cerrado y si quieres hacer mini bagels sería la mitad.

8. Prepara una bandeja grande untándola con aceite.

9. Toma cada parte de la masa y atraviésala con el pulgar en el medio para ir dándole la forma de rosca. Intenta siempre que la superficie quede lisa.

10. Una vez tenga forma de rosca, pon la masa en la bandeja y déjala reposar 10 minutos tapándola con el mismo paño húmedo de antes.

11. Prepara la bandeja donde los hornearás con papel engrasado y untando en un poco de aceite. Precalienta el horno a 180 ºC.

12. El agua de la olla ya debe estar hirviendo. Toma un bagel y échalo en la olla por apenas 1-2 minutos, dándole la vuelta para que se cocine por ambos lados a mitad de cocción. Sácalo con una espumadera y colócalo en una bandeja con papel engrasado para horno y untado en aceite. Esto debes hacerlo con cada uno de los bagels.

13. Separa la clara y la yema del huevo. Mezcla la yema de huevo con una cucharada de agua natural o tibia y con ayuda de una brocha de cocina unta los bagels.

14. Decora cada bagel a tu gusto con las semillas de amapola, sésamo, etc.

15. Hornea 30 minutos a 220 ºC (aprox). Cuando veas que están dorados y crujientes por fuera, es hora de sacarlos.

¡A comer!

Para comerlos se pican por la mitad y los puedes rellenar como un sandwich o comer cada mitad como una tosta. También puedes meterlos en la tostadora.

Algunas recomendaciones para rellenarlos o cubrirlos:

  • Untar queso crema, picar cebollino muy fino y tostar bacon hasta que quede crujiente y echarlo encima del queso crema.
  • Queso crema con salmón y cebollino o eneldo.
  • Pate de tomate seco con aceitunas negras y queso parmesano rallado o queso mozzarella picado.
  • Pate de aceitunas negras o verdes y cilantro picado finamente.
  • Queso crema mezclado con un toque de curry y lonchas de pavo de pollo.
  • Queso brie y miel.

El testimonio fotográfico de cómo quedaron. Todas las fotos se han tomado con Instagram.

Estas recetas me fueron de mucha utilidad para hacerlos por primera vez. El vídeo lo recomiendo para ver cómo darle la forma con la mano, es más fácil de lo que parece.

Enjoy!

Recetas de bagels, rosquillas de pan.

Etiquetado , , , ,